Receta para una terapia familiar en clave emocional

Hoy ha concluido el seminario-taller de 16 horas dedicado a “La terapia familiar en clave emocional” que he impartido en el Instituto Tzapopan: una receta para cocinar intervenciones emocionalmente eficaces.

Resultado de varios años de formación, reflexión, autocrítica y trabajo en torno a la emoción, sus consecuencias y vicisitudes, esta presentación condensa una propuesta de teoría, técnicas y ejercicios para trabajar con la emoción en terapia familiar, de pareja o individual reconociendo el papel de la consciencia, la atención, el contagio emocional, la intersubjetividad radical y las relaciones.

Rinde tributo a mis grandes maestros y al papel crucial de la tan poco entendida empatía.

Expone el “teorema de la emoción recíproca”, derivado de que no se puede no responder a la emoción de los otros, y el “teorema del triángulo emocional”, mi propuesta de comprensión de la triangulación, configuración ubicua en las relaciones y los conflictos humanos.Pensamiento Sistémico

Naturalmente, se enmarca en una perspectiva constructivista y en un marco filosófico futurizador (que no causalista u homeostático), centrado en los recursos y no en el déficit.

Se cifra en el aforismo “ante el dolor, o amas, o matas“; busca amplificar esa forma especial y no sensiblera de amor que nos ayuda a no tener miedo del universo. Aspira a formar parte de la eventual integración de los distintos enfoques que nos permita ir más allá de las particularidades de cada uno para convertirnos en terapeutas “a secas”.

Parte sustancial de la propuesta se expone en el libro “Pensamiento Sistémico” del que soy coeditor.

Y voy a compartir esta receta para cocinar intervenciones emocionalmente eficaces en el Primer Encuentro de Integración en Psicoterapia, el 27 de Noviembre próximo.

A continuación, la exhaustiva presentación que he usado en el seminario-taller.

Videoconferencia sobre emociones y terapia familiar

Fui entrevistado hace unos meses para el próximo Boletín Relates sobre “Emociones en Terapia Familiar“. El resultado es una videoconferencia en que expongo con claridad los principios que animan mi forma de trabajar con emociones en terapia familiar y doy algunos consejos a los terapeutas para que aprendan a “ampliar su registro emocional”.

Agradezco a Javier Macías por la entrevista y la estupenda edición del video.

En este video el Prof. Esteban Laso, educador en ambas instituciones, en el Instituto Tzapopan y la Universidad de Guadalajara, México, nos habla de la importancia de las emociones en los procesos de Terapia Familiar y en su utilidad como recurso terapéutico.

Explicando el cambio emocional

Las emociones son uno de los temas que más me interesan, tanto en psicoterapia como en la teoría social.

Hoy he tenido la oportunidad de impartir una conferencia sobre el cambio emocional en el XVI Congreso de Avances en Medicina del Hospital Civil, en Guadalajara, Jalisco. En ella he vertido el resultado de unos años trabajando en torno al manejo de las emociones en terapia individual, familiar y de pareja, partiendo de una perspectiva constructivista, “futuradora” y centrada en los recursos (que no en el déficit).

Varias de estas ideas han tomado cuerpo en el capítulo de un libro que será presentado en las X Jornadas Internacionales RELATES, en Junio de este año, en el cual propongo una “receta para cocinar intervenciones sistémicas emocionalmente potentes”; una contribución personal a la recuperación de las emociones en el ámbito de la terapia familiar (de la que ya he hablado antes).

Ampliaré esta “receta” en un taller dentro de las mismas Jornadas, que incluirá, posiblemente, un ejemplo in vivo de trabajo terapéutico.

A continuación, la presentación que he usado en la conferencia.

Próximos cursos: Terapia Minimalista e Interpretación de los sueños

Estaré en Quito en pocas semanas para impartir dos talleres sobre temas vinculados a la terapia.

EDIT: Voy a impartir TRES talleres y una charla gratuita. La información a continuación.

CHARLA (gratuita): “El futuro de la Psicoterapia”

– Fecha y hora: 14 de noviembre, 17:00 – 18:30

– Lugar: Aysana Centro de Psicoterapia; Gonzalo Noriega N39-32 y Portete; Quito, Ecuador

– Informes: Tlfs: 2241718 / 095612510 (Charla gratuita)

– Dirigido a: Psicólogos y psicoterapeutas de cualquier orientación; Estudiantes de psicología; público en general

– Resumen: En los últimos años se han dado descubrimientos que amenazan con revolucionar la psicoterapia como la conocemos: cambios en los métodos de diagnóstico, en la definición de los trastornos o desórdenes, en su abordaje terapéutico… A la luz de estos hallazgos, ¿tiene futuro la psicoterapia? Y si es así, ¿cuál?

 

CURSO: “LOS SUEÑOS: cómo interpretarlos a través del método simbólico-experiencial.”

El Misterio de los SueñosFecha y hora: 15 de noviembre, 17:00 – 21:00 (total: 4 horas)

– Lugar: URUZ, Centro de Terapias Alternativas; Gregorio Munga N39-55 entre Moncayo y Portete; Quito, Ecuador

Informes e inscripciones: Tlfs: 3520134 / 0987019689; Email: info@centrouruz.org (Cupos limitados)

– Dirigido a: Psicólogos y psicoterapeutas de cualquier orientación; Estudiantes de psicología (a partir del 2o año de carrera)

Resumen: “El sueño es la forma que adopta la consciencia cuando estamos dormidos”. (D. Foulkes).

A principios del siglo pasado, Sigmund Freud publicó su magnum opus, “La Interpretación de los Sueños”, inaugurando una revolución en el estudio del significado y el simbolismo oníricos y convirtiéndolos en temas de estudio de la psicología. No pasó mucho tiempo para que sus ideas fueran desarrolladas en múltiples direcciones por varios de sus discípulos y seguidores: Adler, Jung, Reich, Klein…; o para que surgieran valientes posturas contrapuestas, como la de Fritz Perls, fundador de la terapia Gestalt.

Sin embargo, en los últimos 50 años tanto la psicoterapia como la psicología en general se han ido apartando del estudio y trabajo con los sueños por varias razones: la dificultad inherente a investigar un fenómeno enteramente subjetivo, la pérdida de influencia del psicoanálisis, la inexistencia de un modelo teórico alternativo que brinde su gran poder explicativo sin padecer de sus problemas y la hegemonía en aumento de la terapia cognitiva “estándar”.

Como resultado, los terapeutas y psicólogos conocen, a lo sumo, los postulados freudianos o junguianos; ignoran los avances que se han dado en neurociencia y trabajo con el sueño en las últimas décadas; y carecen del marco teórico y el conjunto de técnicas que les permitirían incluir el trabajo con los sueños de manera provechosa en su práctica.

En este seminario-taller se expondrá un método de trabajo e interpretación de los sueños, creado por el ponente, que incorpora las clásicas ideas de Freud, Jung y Perls bajo un modelo teórico que integra la neurociencia con una visión post-constructivista. Se expondrán también técnicas para trabajar con el sueño de forma eficaz, profunda y sin generar resistencia.

Los asistentes aprenderán:

  • A entender el fenómeno del sueño desde una teoría simbólico-experiencial.
  • Una serie de técnicas para trabajar con los sueños de manera organizada y eficiente.
  • A interpretar sus propios sueños mediante el método simbólico-experiencial.
  • A ayudar a otras personas a interpretar sus sueños.

CURSO: TERAPIA MINIMALISTA: terapia breve basada en la consciencia

Terapia Minimalista– Fecha y hora: 16 de noviembre, 08:30 – 18:00 (con una hora para almuerzo. Total: 8 horas)

– Lugar: Serendipitá Ecuador; Edf. El Libertador J. Carrión E9-41 Entre Tamayo y L. Plaza Tercer piso # 3A; Quito, Ecuador

– Informes e inscripciones: Tlfs: 2507823 / 0984425837; Email: serendipita.ecuador@gmail.com (Cupos limitados)

– Dirigido a: Psicoterapeutas practicantes de cualquier orientación o enfoque; Estudiantes de psicología o psicoterapia (a partir del tercer año de carrera); Coaches personales.

– Resumen: Creencias erróneas de los terapeutas

La investigación en psicoterapia de los últimos 40 años desmiente tres ideas altamente influyentes en el trabajo terapéutico:

  1. La utilidad del diagnóstico tipo DSM para orientar una terapia o pronosticar su resultado: debido a la alta comorbilidad y a la artificialidad de la lógica de “cinco o más criterios por más de X semanas”, los diagnósticos son poco fiables.
  2. La creencia de que ciertos enfoques terapéuticos son más eficaces que otros: en realidad, todos los enfoques (mínimamente científicos y razonables) son igualmente eficaces. (Lo que sí hay son terapeutas más o menos eficaces; la diferencia se da entre las personas, no entre sus enfoques).
  3. La creencia de que “a cada trastorno debe corresponder un tratamiento específico”: salvo por las fobias circunscritas, cuyo tratamiento de elección es la exposición gradual, la mayor parte de los demás trastornos suelen responder igual a tratamientos muy disímiles. Los trastornos alimenticios, por ejemplo, se pueden tratar con terapia familiar, cognitiva, dialéctico-conductual, psicodinámica, o multimodalmente con terapia individual, de grupo y familiar combinadas; el pronóstico depende más de la gravedad inicial y la existencia de recursos contextuales y psíquicos que del tratamiento elegido.

Estos y otros descubrimientos a los que pasaremos revista en el taller apuntan a una idea tan sencilla como revolucionaria: que las terapias que “funcionan” en el fondo hacen lo mismo. Que debajo de la apabullante variedad de técnicas y enfoques hay un solo proceso responsable de la curación de los consultantes. Y que la mejor manera de ayudarlos es facilitar continuamente ese proceso sin distracciones superfluas. Es decir: practicar una terapia minimalista.

En este taller profundizaremos en esta forma de “meta-terapia” tanto teórica como práctica y experiencialmente.

CURSO: “TERAPIA CENTRADA EN LAS EMOCIONES”

– Fecha y hora: 20 de noviembre, 17:00 – 20:30

– Lugar: ConCiencia – Especialidades Psicológicas; Francisco Salazar E10-59 entre Tamayo y 12 de Octubre, Quito, Ecuador.

– Informes e inscripciones: Tlfs: 26009115/ 0984471304; Email: info@psicologiaconciencia.com

– Dirigido a: Psicólogos y psicoterapeutas de cualquier orientación; Estudiantes de psicología (a partir del 2o año de carrera)

– Resumen:

“La razón es, y sólo debe ser, esclava de las pasiones”. (David Hume).

La investigación en psicoterapia de las últimas décadas confirma que para favorecer un cambio duradero y profundo es preciso abordar directamente las emocionas en el proceso terapéutico. Existen para ello una variedad de técnicas de probada utilidad, empezando por la empatía propiamente dicha, que pueden combinarse con casi cualquier enfoque terapéutico potenciando sus efectos. En este seminario revisaremos algunas de estas técnicas junto con la teoría que les da sentido y la forma en que pueden integrarse en la práctica de la terapia

Contenido del curso:

  • Cómo entender las emociones
  • Las emociones en diversas teorías
  • Fundamentos del trabajo terapéutico: empatía, resonancia y reflejo
  • Variedades de reflejo empático

Impartido por:

Dr. Esteban Laso Ortiz
(www.psicologiaenpositivo.com)
Universidad de Guadalajara/Instituto Tzapopan, Guadalajara, México
Psicoterapeuta, coach personal y psicólogo social
Master en terapia cognitivo social de la Universidad de Barcelona
Doctor en psicología social en la Universidad Autónoma de Barcelona
Conferencista y docente internacional

Cupos limitados

Trabajando con Emociones en Terapia Familiar y de Pareja

Las emociones están cada vez más presentes en el Zeitgeist contemporáneo. Desde la ubicua “inteligencia emocional” de Goleman, pasando por la serie Lie to Me (vagamente basada en el trabajo de Paul Ekman), hasta el Dalai Lama… Todos queremos saber más de ellas, aprender a reconocerlas, “controlarlas”, transmutarlas… Emotion-Focused Cognitive Therapy

Incluso la psicología organizacional ha trascendido los modelos conductistas y racionalistas para darles la importancia que merecen (como expongo aquí). Por no hablar de la psicoterapia en su conjunto; hasta los cognitivos, tradicionalmente reacios, han empezado a admitir la necesidad de incorporarlas en su trabajo, como lo demuestran títulos recientes del estilo de Cognitive Emotional Behaviour Therapy o Emotion-Focused Cognitive Therapy. (Lo malo es que se han limitado a añadirla a su lista de técnicas o problemas a abordar, endureciendo sus supuestos teóricos en vez de revisarlos críticamente; igual que Albert Ellis, solamente ponen una palabrita más, “emotional“, en una marca ya existente. Pero esto es harina de otro costal).

Sin embargo, en este reino de las terapias subsiste una irreductible aldea poblada por terapeutas sistémicos que resiste ahora y siempre al invasor… Terapeutas fieles a la maldición batesoniana contra las emociones (en síntesis, “la emoción es un concepto dormitivo que no explica nada“), al desaire de Selvini-Palazzoli y el primer Equipo de Milán (en síntesis, “la emoción no es más que una jugada para obtener ventaja en una lucha de poder”), al dictum de Jay Haley (“la emoción es una simulación“)… Terapeutas que han olvidado a los dos grandes “locos” de la terapia familiar, Virginia Satir y Carl Whitaker, pioneros del trabajo con y desde la emoción. Terapeutas que se mueven en lo pragmático (enviando tareas, prescripciones o rituales) o lo cognitivo (tejiendo reencuadres, metáforas o “diálogos sobre los diálogos”); y que, cuando sus consultantes lloran, se irritan o exclaman “me siento triste”, cambian de tema hábil pero inexorablemente: “y cuando se siente así, ¿qué hace?” o “¿quién más está triste en esta familia?”

“Primariamente amorosos”

Juan Luis LinaresEn este irreductible grupo se encuentra un teórico y terapeuta (que tuve la fortuna de tener como maestro), Juan Luis Linares, empeñado en generar una “revolución amable”: recuperar las emociones. Convertirlas en miembros de pleno derecho en la teorización y la práctica de la terapia familiar. Y no sólo la emoción de la familia sino la del terapeuta mismo, que debe usarse como brújula para orientar la conversación en dirección del cambio positivo. Continue reading

Filosofía y psicología: “Nosotros no hacemos esas cosas”

Primeras Jornadas de Filosofía CUCI

Hace unos años, cuando estudiaba la licenciatura, mientras esperábamos al profesor en el aula, uno de mis compañeros sacó un libro de filosofía y se puso a hojearlo. Ni bien llegar, el profesor le preguntó qué estaba leyendo y mi amigo levantó el libro para mostrarle la portada. Sin dudarlo, el profesor sentenció: “¡Ah… filosofía! No leas eso, no te va a servir para nada. Nosotros no hacemos esas cosas“.

Siempre pensé que era una respuesta absurda. Pero sólo pude articular el por qué hace unos días, en el taller que impartí en las “Primeras Jornadas de Filosofía de la Mente y el Derecho” del Centro Universitario de La Ciénega, sobre la relación entre filosofía y psicología. Pues, cuando entra en crisis, la psicología necesita de la filosofía. Y entender las teorías psicológicas a fondo implica entender sus raíces históricas y epistémicas, como explico a continuación.

Murray BowenNacer es diferenciarse: Bowen

La teoría sistémica, en su variante transgeneracional “boweneniana”, nos enseña que para poder crecer como unidad autónoma todo hijo debe “diferenciarse” de sus padres discrepando con ellos en algún tema que todos consideren fundamental. A esta ruptura le sigue una tormenta más o menos prolongada, un período de consolidación de la postura del hijo y, cuando ésta se ha demostrado viable, un reencuentro y reconciliación, ya no entre un niño y sus padres sino entre un adulto joven y otros un tanto mayores. Sólo entonces, cuando el mutuo respeto y afecto han reemplazado al resentimiento o el temor, cuando tanto el hijo como los padres han cambiado, ampliado sus horizontes, reconocido la legitimidad del otro, se ha completado con éxito el proceso de diferenciación que subyace a la identidad exitosa.

Nótese de paso la genial reinterpretación del mito edípico freudiano y su “matar al padre” por parte de Bowen, ella misma un ejemplo de diferenciación exitosa de sus propios orígenes psicoanalíticos… Pues la diferenciación consumada implica no el repudio a la ideología paterna sino su actualización: nos diferenciamos cuando logramos integrar la herencia de nuestros antecesores con nuestras propias búsquedas e ideales. Cuando cumplimos el dictum de Bruce Lee:

Absorbe lo que es útil,

Descarta lo que es inútil,

Añade lo que es único de ti.

Continue reading

“Me imagino lo que siente”: qué es y qué no es la empatía

La empatía es una constante en los procesos contemporáneos de formación de terapeutas. Se insiste todo el tiempo en que deben “ser empáticos”, “ponerse en el lugar del paciente”, “reflejar sus sentimientos”… Se los reconviene si no lo hacen. A veces se les enseñan técnicas que, supuestamente, la favorecen; frases hechas como “debe ser duro para ti”, “me imagino lo que debes estar sintiendo”, “debes sentirte muy mal”.

El énfasis es sin duda apropiado: la investigación ha demostrado que la empatía es requisito indispensable para una alianza terapéutica exitosa y que los terapeutas que la demuestran son mejor valorados y más escuchados por sus clientes. Pero la definición es con frecuencia incorrecta –lo que conduce a un extravío en la enseñanza y la práctica. Pues ser empático no es “ponerse en la piel del otro” ni “compartir sus sentimientos”. Es una destreza mucho más compleja, potente –y mejorable.

Rogers: el pionero y su involuntaria confusión

No es extraño que se dé este malentendido; lo propició el mismo pionero de la empatía en psicoterapia, Carl Rogers, que da varias definiciones de ésta, cada vez más sofisticadas, a lo largo de su carrera. La más importante y recurrente hace uso de la metáfora –el tentáculo que extiende el lenguaje cuando busca palpar un territorio nuevo y desconocido: “entrar en el mundo perceptivo privado del otro volviéndolo familiar para nosotros”. Esta metáfora del “habitar”, tan fructífera, transmite algo de la “atmósfera” empática –pero poco de sus especificidades; es útil para insinuar sus efectos, no para propiciarla, estudiarla o aprenderla.

Pero cuando Rogers trata de precisarla diciendo “es vivir temporalmente la vida del otro, moviéndose en ella con delicadeza y sin hacer juicios de valor” contribuye, involuntariamente, a la infinidad de malentendidos que empañan el concepto y dificultan inmensamente la enseñanza y práctica de la psicoterapia hasta hace no mucho.

Continue reading